lunes, 20 de octubre de 2014

Imágenes de todos los días en China. Menú Surrealista, Parte 2




Ayer me invitaron a comer unos amigos chinos. Y no puede resistir la tentación de crear la segunda parte del Menú Surrealista; porque como ya saben mis lectores, la mitad del encanto de una buena comida en China es leer las traducciones al inglés de los platillos.

Para ser sinceros, “Name Iron Coffee” suena muy bien. Podría ser un lugar donde se juntan a platicar músicos de heavy metal.


De entrada sugirieron unas patas de pato de halógeno, pero no quiero saber si más al rato me va a brillar la panza con una luz intensa, así que mejor estas las evité.




¿Market ó Juice Market? He ahí el dilema.



Para ser justos, es una descripción muy técnica del origen del fideo: desde el hecho de que la harina es seca.



Es bien sabido que a veces hay que hacer de tripas corazón. Pero ¿tripas de dinero? 



Mariscos-jaula-hijo-arroz.   Nunca un rompecabezas existencial se vio más rico. Este sí hay que probarlo.



Seda de papa caliente. Pues nomás porque es de papa, la incluimos también. Mientras la seda no incluya los gusanos, estamos bien.



¿Qué tal un arroz guisado con un hombre de incienso (camarón) (toro)? No quiero saber ni qué quisieron decir, pero también se ve buenísimo. Apúntelo.




¿Para qué decir sushi vegerariano, cuando te puedes ir a descripciones tan buenas como “Círculo verde dividido”? Lo poético ante todo.



Ah, tantas preguntas. “Papaya, Almejas y Mamá”:  ¿Son las almejas y su mamá? Eso parece muy cruel. ¿O es la mamá del cocinero la que las hace? ¿O es un platillo especial para mamás? Son estos pequeños misterios de la existencia los que la hacen maravillosa.



Bueno, esta es sólo para expertos en China. La traducción de hecho está perfecta: 心太软 significa literalmente “Un corazón tan tierno”, y es el título de una canción pop empalagosísima de Richie Ren, una cantante igual de empalagoso. Y por alguna razón le pusieron así a este postre. Supongo que traducir al “Besos de monja” al chino quedaría igual de ridículo, o a la mejor hasta sacrílego.



¡Ahhhhh ya regresamos al feeling de heavy metal con el que empezamos!  ¡BORN WITH BURNING!  Voy a poner Born to Be Wild en el iPod para acompañar este platillo. Yeeah.



Y de tomar… un té “En la región de”.  Se oye evocador y misterioso. Es más, así le voy a poner a mi próximo libro.



Wow aquí sí se pudieron metafísicos con el vino, con algo que parece un haiku escrito precisamente bajo la influencia. Pues qué mejor, para darle al bebedor idea de cómo van a exaltarse sus pensamientos después de unas copas:

   Maestro del vino
    ¿no estás borracho?
    Atardecer, aléjate y no vuelvas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario