lunes, 21 de julio de 2014

Perro Mundo




La historia del cine está cumpliendo 136 años. La gente se sorprende/lamenta de que hoy “las películas ya no las hacen como antes” o de que “es puro sexo y violencia” pero la verdad es que no hay nada nuevo bajo el sol. El primer filme se hizo en 1895, y el primer porno en 1896. En 1897 ya había teatro ‘gore’ en Francia con escenas de mutilaciones y horror en vivo, que de hecho era una continuación del teatro renacentista inglés (¡hasta Shakespeare tiene obras de ese tipo!), y para 1906 ya se había perfeccionado lo suficiente el arte de los efectos especiales, para poner ese tipo de escena en una película.

 
El Gran Guiñol, teatro del horror.


Así que veamos algo más de historia. Aunque normalmente se considera el primer ‘filme’ formal al corto “Saliendo de la Fábrica” (La Sortie des usines) de los hermanos Lumiére (1895):


 ya desde un par de décadas antes se estaba experimentando con técnicas más primitivas, y técnicamente el primer filme exitosamente fotografiado es del fotógrafo inglés con el rimbombante nombre de Eadweard Muybridge en 1878: el “Caballo de Carreras”.  


El cine evolucionó muy rápido, y para 1897 su primer gran genio, Georges Méliès, ya estaba construyendo su estudio y haciendo cosas fantásticas como esta:

 
Viaje a la Luna

Pero como decía, sexo y violencia son cosas humanas, y aunque Méliès realizó obras de arte absolutamente increíbles en su tiempo, introduciendo narrativa y efectos especiales al cine, al mismo tiempo Eugene Pirou, su compatriota, estaba haciendo la primera porno, Le Coucher de la Mariee (Hora de acostarse de la novia). Y para 1906, uno de los los primeros grandes directores, D. W. Griffith, estaba poniendo escenas de sangre desparramada en su película Intolerancia, que por cierto es considerada una obra maestra de su tiempo.




Otra cosa de la que la gente se queja es de las modas. Por ejemplo, de que la Bruja de Blair (1999) puso de moda el estilo mockumentary - o sea de falso documental - y desde entonces ha habido una larguísima cascada de películas de este tipo. Pero el italiano Ruggero Deodato estaba haciendo esto a fines de los 70s, con su famosa película Holocausto Caníbal (1980) en donde se supone que vemos las grabaciones perdidas de un grupo de documentaristas que van al Amazonas y encuentran tribus caníbales, que finalmente los matan y se los comen. Deodato de hecho se metió en problemas con esa obra, acusado de obscenidad en Italia y por poco también de hacer snuff, porque las escenas son tan realistas (aún para estándares modernos) que varias autoridades se fueron con la finta de que se estaban presenciando muertes reales.



Esta es una de las escenas menos perturbadoras de la película.


Y aún Deodato no estaba haciendo nada nuevo. Las películas del género Exploitation se han hecho desde los 20s, pero se popularizaron muchísimo en los 60s y 70s con el relajamiento de las leyes de censura en EUA y Europa, por lo que muchos cineastas - especialmente estadounidenses e italianos - se dedicaron a este género con singular alegría, creando incluso subgéneros como el Blaxploitation y el Torture Porn original, aunque hay literalmente docenas de géneros.

Esta es de 1932, le dejo al lector para que la busque.


Pero otra cosa curiosa que se hizo a partir de los 60s fue el género Mondo, que se inauguró precisamente con la película Perro Mundo (Mondo Cane) cuyo poster está al principio del post. Esta película era una especie de documental chusco, formado de viñetas independientes e inspirado mitad por cosas como Aunque Usted No Lo Crea, y mitad por los ‘travelogues’ o diarios de viaje.  El resultado fue un prototipo de los programas especializados que hoy vemos en Discovery Channel, pero en aquel entonces este género era exploratorio y tenía mucho de humor.

Cierro aquí con una viñeta de Perro Mundo 2 (1963), con una forma poco usual de hacer música:



 Ouch.



No hay comentarios:

Publicar un comentario