viernes, 4 de julio de 2014

Chistes en caricaturas clásicas



"¡Este no es un huma-huma-nuka-nuka-apa-uapa!" (Referencia sólo para conocedores)


Para sonar como viejito: ¡las caricaturas de antes eran mejores que las de ahora!
Bueno la verdad no veo mucho las de ahora, pero seguramente los que vieron junto conmigo las caricaturas en México en los 70s las recuerdan con cariño. Presentadas por el Tío Gamboín - de quien, dicho sea de paso, yo también fui sobrino - eran realmente geniales. Aquí pongo cinco ejemplos que se han quedado en mi memoria:

1.  ¿Una corbata, monsieur?



De entre las docenas de episodios de Porky, el Pato Lucas y compañía, “El Hombre del Sombrero Verde” (The Man in the Green Hat, 1957) para mí se lleva las palmas. El Pato Lucas es un espía estilo James Bond que tiene que proteger un importante maletín, que es robado por El Hombre del Sombrero Verde. Persiguiéndolo por un tren lleno de maleantes, se sienta en uno de los carros mientras un camarero le ofrece: “Dulces de cianuro, veneno de cobra, manoplas de hierro…” y finalmente la ‘corbata’ de la imagen.

2. Agregue agua.

Y en el mismo capítulo, al final claro que el Pato Lucas recupera el maletín y lo entrega a un embajador extranjero, que era su destinatario original. ¿Qué cosa valiosa contenía el maletín? A diferencia de Pulp Fiction, aquí sí nos muestran el importante contenido: 



3.  ¡Yo soy el gran Sonso-nete, director de Carnegie Hall!



El capítulo de Don Gato y Su Pandilla, The Violin Player (1961) es uno de los más memorables, con el famoso violinista perdido Laszlo Loszla, cuyo genio es confundido con el violín de Benito Bodoque. Hay que decir que las traducciones al español eran infinitamente más graciosas que las versiones originales en inglés, y para continuar quejándome como abuelo, me parece que es un arte que se ha perdido. Por ejemplo, en este capítulo el nombre original del director de Carnegie Hall es simplemente Mr. Gutemberg, pero a algún genio en la cabina de doblaje se le ocurrió mejor ponerle ‘Sonso-Nete’.
¿Quién no se acuerda de los nombres y de las voces de los personajes? Aquí están los nombres en español y los originales en inglés:
Cucho                         Choo-Choo
Demóstenes               Brain
Benito Bodoque        Benny the Ball
Panza                          Fancy-Fancy
Espanto                      Spook
Oficial Matute             Officer Charlie Dibble
¡Ni comparación! ¡Viva el acento yucateco de Chucho!

4. Los Picapiedra, Rey por un Día



Los Picapiedra tienen una colección tan extensa de traducciones graciosas que sólo con ellos podría hacer varios artículos. En un capítulo aparece el famoso actor ‘Mármol Blando’, y en otro, Pedro se convierte en corredor de autos con el alias de ‘Charlie Ortibolsa’.
En el capítulo  The Drive-in (1960), Pedro y Pablo - que siempre andan queriendo cambiar de trabajo - ponen un restaurante y para ponerse poético, Pedro dice:
“En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira, todo depende de la porquería que se cocina.”
Pero la que se lleva las palmas es la escena de ahí arriba, del capítulo King for a Night (1964), un capítulo de plena Guerra Fría. El rey de un país que es obviamente una parodia de los países satélites de la URSS, visita Piedradura; pero no quiere participar en sus visitas oficiales y se va por ahí. Los cónsules, que ven que Pedro se parece mucho al rey, lo convencen de ponerse una barba y actuar como él. Y para enseñarle el idioma, lo hacen practicar esta frase:
   “El pueblinski minski está morinski de hambrinski.”
Era la Guerra Fría, había que aprovecharse de todas las oportunidades para burlarse del enemigo.


5. El Arca de Nora

Y como mis lectores ya saben que NO HAY NADA MEJOR QUE LA PANTERA ROSA, aquí va un clásico, de cuando un cazador tejano está siguiendo su rastro, en el capítulo Sink Pink (1965):


- Pero bwana... la pantera rosa es Tabú en este país, usté lo sabe...
- ¡No me importa de qué religión sea, siempre y cuando sea rosada!



No hay comentarios:

Publicar un comentario